sacerdotes madridejos

 

¡¡Cómo pasa el tiempo!! Un año más echamos mano al boligrafo para conmemorar que hay alguien que nos recuerda y que hace que nos unamos especialmente, aunque sólo sea durante unos días, con un mismo afán y con un mismo sentir: EL SANTÍSIMO CRISTO DEL PRADO.

Es verdad que esos brazos abiertos de nuestro Cristo se están reflejando de una manera especial por medio de nuestra/s “Cruz Roja”, “Cáritas”, “Manos Unidas”, “Asistencia social”, etc., llegando y abrazando a tantos y tantos hermanos a los que les falta algo esencial para poder sonreír plenamente en estos días de fiestas, el carecer de alimentos, ropa o que tienen alguna que otra necesidad grave en sus vidas.

Ese es el motivo por el que este año os invito a honrarle, y a honrarnos en Él, saludándonos de una manera especial y haciendo lo posible par que todos los madridejenses festejen a ese Cristo “de la MISERICORDIA” que se da y que se recibe en forma de “frutos” de la misma.

Permitidme pues, que este saludo se convierta en una especie de “calendario”, puesto que cada uno de los días de las novenas vamos a intentar que los deseos del Papa, al proclamar este año como “Año de la Misericordi”, se conviertan en una experiencia personal, tanto al dar como al recibir esos frutos del Espíritu, nacidos de la mencionada misericordia. Y que, si así lo hacemos, nos acercaremos más y mejor a Cristo al mismo tiempo que nos acercamos a los demás.

Así, proponemos, que en la pirmera Novena, nuestra ofrenda sea una aportación de leche. – En la segunda una aportación de galletas. – En la tercera: Azúcar. – En la cuarta: Colacao. – En la quinta: Aceite. – En la sexta: Productos de limpieza. – En la séptima: Conservas. – En la octava: Cereales. – Y en la novena: Aseo para bebés.

Perdonadme esta manera de felicitar las fiestas a Madridejos pero un pueblo no es sólo grande por lo que dice a Cristo, sino por lo que hace en nombre de ese Cristo.

Deseo que se nos conozca con sus mismas palabras: “En esto conocerán que sois mis discípulos: en que os amáis los unos a los otros“.

Santas, felices y misericordiosas Fiestas.

Vuestros Sacerdotes.