Desde la madrugada del jueves hasta el domingo se producirá una entrada de aire frío procedente del continente europeo. Afectará a la península y Baleares. El Gobierno ha activado el dispositivo correspondiente en aplicación del Plan de Vialidad Invernal.

Ola de frío


Antes de iniciar sus desplazamientos, infórmese del estado de las carreteras y de la situación meteorológica. Si debe viajar en coche, es imprescindible llevar cadenas para evitar quedarse retenido. Preste especial atención a las placas de hielo. Se aconseja adoptar medidas de autoprotección y extremar las precauciones. Las medidas de prevención y la colaboración ciudadana son esenciales. Preste especial atención a las normas preventivas de su Comunidad Autónoma.

Consulte la información actualizada en www.proteccioncivil.es ; www.dgt.es y www.aemet.es

Ante las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior alerta que desde la madrugada del jueves, día 2, hasta el domingo, día 5, se producirá una entrada de aire frío procedente del continente europeo que afectará a la península y Baleares, registrándose temperaturas inferiores a las habituales por estas fechas.

Aviso especial de AEMET


La irrupción del aire frío comenzará esta madrugada por el nordeste peninsular, extendiéndose a lo largo del jueves y el viernes a toda la península y Baleares, con heladas generalizadas, que incluso alcanzarán amplias zonas costeras del Cantábrico, del Mediterráneo y de Baleares.

Se esperan temperaturas mínimas entre -5ºC/-10ºC y máximas no superiores a 3ºC/5ºC en amplias zonas del interior. Los valores más bajos tendrán lugar el viernes y el sábado en áreas de la mitad norte, donde, localmente, las máximas no superarán los 0ºC. Durante todo el episodio en zonas altas de la Península, las mínimas serán inferiores a -10ºC, e incluso en áreas de alta montaña, se podrían alcanzar temperaturas de alrededor de -20ºC.

Entre esta tarde y primeras horas de mañana jueves el paso de un frente de norte a sur por la Península dará lugar a precipitaciones débiles, con la cota de nieve bajando hasta el nivel del mar en el extremo norte peninsular y a unos 600 metros en el sureste. Posteriormente, debido al carácter continental de la masa de aire, fría y seca, no se esperan apenas precipitaciones en la Península, excepto en el Cantábrico Oriental, este de Cataluña y en Baleares, donde pueden producirse nevadas a cualquier cota.

Especialmente significativa en esta situación será la presencia de vientos moderados a fuertes de componente norte que producirá una sensación térmica de frío notablemente inferior a la indicada por los termómetros.

Se recomienda a los ciudadanos que extremen las precauciones ante los riesgos derivados de la nieve y adopten las oportunas medidas de autoprotección que favorecen su seguridad y la de los demás. Manténgase informado y siga las recomendaciones.

Consulte la información actualizada en www.proteccioncivil.es ; www.dgt.es y www.aemet.es