capacidades diferentes

Hoy, día 3 de diciembre, celebramos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Es una ocasión para hacer reflexionar a todos nuestros vecinos de los derechos y de la participación en la sociedad de las personas con discapacidad.

Ser discapacitado significa tener unas capacidades diferentes que se pueden aportar a la sociedad. Por ello deberíamos sensibilizar a nuestro pueblo sobre la valiosa contribución que las personas discapacitadas hacen en ella, permitiéndoles participar activamente, y posibilitándoles vivir una vida lo más saludable y satisfactoria posible.

Debemos promover estrategias que produzcan cambios en el pensamiento de la gente, para poder luchar no sólo contra las barreras arquitectónicas sino contra las barreras mentales que existen en algunas personas.

Para ello debemos cambiar términos:

  • Discapacidad por CAPACIDAD: Capacidad para realizar un trabajo, capacidad para participar en la construcción de nuestro pueblo.
  • Ayuda por AUTONOMÍA: Autonomía para desarrollar una vida plena, autonomía para tener una formación académica y laboral, autonomía para acceder a cualquier rincón del pueblo, autonomía para comunicarnos.
  • Exclusión por INCLUSIÓN SOCIAL: Inclusión en decisiones del ámbito político, educativo, laboral, económico y cultural del pueblo.

Desde el Ayuntamiento de Madridejos se asumen los valores y principios de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU que establecen:

  1. Respeto a la dignidad inherente y a la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones y la independencia de las personas.
  2. La no discriminación.
  3. La participación e inclusión plena y efectiva en la sociedad.
  4. El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad de la condición humana.
  5. La igualdad de oportunidades.
  6. La accesibilidad.
  7. La igualdad entre el hombre y la mujer.
  8. El respeto a la evolución de las facultades de los niños y las niñas con discapacidad y de su derecho a preservar su identidad.

Y desde la mesa por la discapacidad, constituida el 5 de noviembre de 2015, queremos contribuir a que este manifiesto no se quede en papel mojado sino que sea un trampolín que lance la labor diaria de todos los colectivos implicados en la lucha por conseguir un pueblo donde la integración de las personas con discapacidad sea una realidad.