El abuso de alcohol que se produce en nuestra cultura y en nuestra vida cotidiana, ha adquirido carácter de problema de salud pública de primera magnitud, por tratarse de uno de los principales agentes causantes de mortalidad de la población.

Como resultado de la preocupación generalizada de los poderes públicos ante el fenómeno social que representa el consumo de drogas, y de sus consecuencias para la vida ciudadana, con especial atención a los menores, la Comunidad Autónoma de Castilla la Mancha promulgó la ley 2/1995, de 2 de marzo, contra “la venta y publicidad de bebidas alcohólicas a menores”, y el correspondiente Reglamento, que fue desarrollado por el Decreto 72/1996, de 30 de abril. Igualmente las Cortes de la Región, aprobaron la Ley 15/2002, de 11 de julio, sobre Drogodependencias y otros trastornos adictivos en Castilla la Mancha.

Por ello, en uso de las competencias que en materia de protección de la salubridad pública otorga el vigente Régimen Local a los Ayuntamientos, se dicta la presente ordenanza, la cual, priorizando la política preventiva en relación con menores y jóvenes, introduce medidas de control, limitación y prohibición de la promoción, publicidad, suministro, venta y consumo, sin olvidar que sólo a través de la sensibilización de la población sobre las consecuencias del uso y abuso de estas drogas cabe un consiguiente cambio de actitudes y comportamientos sociales.

Para ampliar información y consultar la ordenanza pulse en el siguiente enlace.

documento pdf ORDENANZA REGULADORA MUNICIPAL SOBRE CONVIVENCIA Y PREVENCIÓN DEL ALCOHOLISMO